octubre 21, 2020

FM CIUDAD

DE YACUIBA PARA EL MUNDO

SIMÓN, EL CHAQUEÑO QUE VENCE AL COVID19 ARMADO DE UN VIOLÍN.

Compartir

El afamado artista carapareño fue diagnosticado con covid-19 la noche del lunes 22 de junio, en ese momento no dudó en llevarse junto a él a su fiel compañero, su violín

Sentado en la cama del hospital Fray Quebracho de Yacuiba, el carapareño Simón Pantaleón de 42 años, más conocido como Pikico en el mundo del folclore, recibe a El País a través de una entrevista virtual. Desde hace 18 días está internado, tras que el pasado 22 de junio dio positivo a Covid-19.

Se sometió a la prueba por voluntad propia, luego de haber tenido contacto con alguien diagnosticado con el virus. Hoy a 18 días de su internación nos explica que los síntomas en su caso fueron leves. Fiebre por un día, durante 30 minutos; dolor de cabeza ocasional por dos días y nada de gripe o tos.

Relata que la noche del lunes 22 de junio -quizás la peor de su vida- no dudó en llevarse junto a él a su fiel compañero, su amado violín. Según pensó le alegraría los días de soledad en el hospital; sin embargo, no se internó solo, pues junto a él dos carapareños más fueron internados, entre ellos su primo, quien también toca el violín.
Hace unas semanas Pikico revolucionó las redes sociales tocando su violín en el hospital Fray Quebracho

“No hay fiesta sin violín” dice el estado de Whatsapp de Pikico y sobre esto destaca que le encanta este instrumento, que además es el animador central de las fiestas chaqueñas. “Cuando di positivo lo primero que pensé es en venirme con mi violín acá, consulté con los médicos y me aceptaron. Pensé que iba a estar solo y quería evitar deprimirme”, se sincera y agrega que con violín en mano hizo bailar a los médicos. Muestra de ello fue el video viral que se vio en redes sociales.
Al igual que Pikico sus dos acompañantes enfrentan con fuerza la enfermedad y se muestran fortalecidos.

Nuestro artista es hijo del fallecido Facundo Pantaleón, un artesano muy reconocido en el Chaco y de Joaquina Bejarano, una afamada violinista carapareña. Tiene siete hermanos, seis mujeres y un varón.
Pikico cuenta que es casado, tiene dos niñas -una de ocho y otra de tres- y éste es quizás uno de los momentos más difíciles que le ha tocado vivir. A ellas, incluida su madre que vive con él, les hicieron la prueba y aunque en primera instancia dieron negativo en la segunda prueba de control su esposa y su hija mayor dieron reactivo, por lo que esperan los resultados de la prueba de PCR.

Simón Pantaleón estudió primaria en Molino Viejo y secundaria en Caraparí, es un músico reconocido, que aprendió el arte de tocar violín de su madre, pues cuando era niño se lo enseñó. Relata que para tocar un instrumento éste debe estar bien afinado, por ello su madre les afinaba todos los días el violín. Ella tocaba una cueca y le dejaba el instrumento para que practique junto a sus hermanos.

“Así logré aprender. Los primeros escenarios en los que toqué fueron actos cívicos en las escuelas, de ahí fui escalando en los conjuntos”, cuenta con la tranquilidad de quien mantiene la calma en los peores momentos.

Agrega que formó parte de muchos grupos musicales hasta el año 2010 cuando decidió grabar su primer sencillo llamado “Esencia criolla”, de ahí en adelante trabajó como solista y hoy su segundo disco se encuentra en proceso, ya que tuvo que ser paralizado por la cuarentena.

Cuando le preguntamos ¿cuál es su canción favorita? no duda en indicar que es un tema que lo escribió Antonio López, el cantautor entrerriano que vive en Caraparí, autor de la “Llorona Avajeña”. Pero el tema no es precisamente ése sino un homenaje a su padre, Facundo Pantaleón.
“Titula ´Un tema para mi padre´ y lo grabé en el primer material de solista”, revela y de inmediato cuenta que otra de sus canciones favoritas que pertenece a su segundo disco en proceso titula “Los centinelas de mi tradición”. Emocionado dice que se trata de aquellas personas que mantienen las tradiciones chaqueñas y se destacan en las fiestas.
Mensaje a la población

Tras saber de la vida artística de Simón Pantaleón es hora de volver a la realidad, así le pedimos un mensaje para la población en medio de la pandemia. La mente de Pikico vuelve a situarse en la habitación del Fray Quebracho y con la firmeza de un roble asegura que lo primero ante todo es la fe en Dios, lo segundo que pide es fortaleza -pues según explica el virus no es letal al cien por ciento- y el tercer pedido es no tener miedo, pues esto puede jugarnos en contra.

Sumado a ello destaca la importancia de comer sano y comer verduras. “Yo nací y crecí en el área rural, desde niño he comido sano. Seguramente eso me está permitiendo enfrentar el virus de mejor manera”, indica, pero rápido añade


Compartir