octubre 27, 2020

FM CIUDAD

DE YACUIBA PARA EL MUNDO

Gobierno Regional solicita al Instituto Tecnológico Yacuiba producir el dióxido de cloro

Compartir

elchacoinforma.com

El Gobierno Regional del Gran Chaco, solicitó de manera formal al Instituto Tecnológico Yacuiba (ITY), el apoyo técnico y científico con el objetivo de activar los mecanismos administrativos y legales para iniciar la producción del dióxido de cloro, a través del laboratorio de la carrera de Química Industrial.

El secretario de Gestión Institucional del Gobierno Regional, Gilmo Cardozo, explicó que, escuchando el clamor popular y las solicitudes de varias instituciones, en primera instancia, pidieron que el ITY inicie una investigación y trabaje en los convenios y trámites necesarios para el manejo y producción de esta sustancia.

“La intención es que esta casa superior, a corto plazo, esté produciendo a mayor escala para distribuir esta sustancia en la población, como se lo viene haciendo en algunos Departamentos del país, considerando los resultados positivos que ha dado en el tratamiento contra el coronavirus”, indicó Cardozo.

Gilmo Cardozo.

Señaló que el dióxido de cloro es una sustancia controlada en el país, que no se la puede manejar libremente, por esta razón, el ITY se ocupará de tramitar una autorización. “Esto servirá de mucho, porque en gran parte del país están optando por este tratamiento con buenos resultados”, acotó.

Cardozo, remarcó que el uso del dióxido de cloro para el tratamiento de pacientes con coronavirus cobra más fuerza en diferentes regiones del país. El mismo que fue avalado y promovido por la médico independiente Patricia Callisperis, en Trinidad (Beni), con resultados favorables en pacientes graves.

Asimismo, afirmó que el departamento de Chuquisaca liberó un protocolo de tratamiento con esta sustancia, bajo evidencia científica, para los pacientes asintomáticos en grupos de riesgo y los sintomáticos leves que están siendo tratados en la Villa Bolivariana.

Finalmente, el secretario puntualizó que estos antecedentes permiten comprender que lo principal es proteger la vida y la salud de la población, impulsando un protocolo para el uso del dióxido de cloro en el tratamiento del COVID-19.


Compartir