enero 28, 2021

RADIO CIUDAD

DE YACUIBA PARA EL MUNDO

Bloqueo, rehenes y riesgo de enfrentamiento entre pobladores y colonos en San Ignacio de Velasco

Compartir

Cerca de 1.300 habitantes del municipio chiquitano se preparan para reaccionar frente a 3.500 colonos del Movimiento Al Socialismo, según informes del alcalde Moisés Salces. La violencia empezó en la madrugada del 9 de agosto, cuando miembros de la Unión Juvenil Cruceñista trataron de desbloquear

«Me preocupa que esto empeore porque puede llegar a dispararse y haber muertos por el tema de que la gente está radical. Estoy ahora con el comandante del lugar, pero nada podemos hacer si solo hay 10 policías, además el comandante departamental tiene todos los reportes de lo que está pasando», sostuvo Moisés Salces, alcalde de San Ignacio de Velasco.

Según la autoridad, en la madrugada de este domingo 9 de agosto se desató la violencia cuando miembros de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC) llegaron a Santa Rosa de la Roca para desbloquear y los colonos del Movimiento Al Socialismo (MAS) reaccionaron. El saldo, «supuestamente los colonos tienen como 20 heridos, tres de ellos de gravedad, internados en el hospital de San Julián», explicó.

Salces también informó que debido a esta situación, cerca de 1.300 pobladores de San Ignacio de Velasco se movilizaron para defenderse, mientras que del lado de los masistas son como 3.500 personas.

«Esto es un tema más político, la gente de Luis Fernando Camacho está queriendo convulsionar y enfrentar a esta gente para que el Gobierno se vea mal, los que están acá son gente de Camacho», aseguró.

El alcalde ignaciano lamentó que el municipio ya había logrado un convenio con los bloqueadores, porque había una población que estaba siendo afectada con sus bloqueos, que era Santa Rosa de la Roca. 

«El 6 de agosto tuvimos una reunión todo el día y negociamos porque incluso hubo un enfrentamiento porque no dejaban pasar, se logró tener la vía expedita al menos para la gente de Santa Rosa de la Roca, firmamos un acuerdo con ellos de que las comunidades de Santa Rosa de la Roca y San Ignacio podían circular. Pero ayer llegaron a San Ignacio unas 120 personas de la UCJ y se les dijo que no vayan, que esto iba a solucionarse, que había un acuerdo para que el transporte sea expedito en la zona. Pero no hicieron caso», dijo.

Salces confirmó que los colonos quieren que él vaya para entregar a los rehenes y mostrar las supuestas escopetas y balas que llevaron los de la UJC. «He pedido que a los tres rehenes les den agua para que no se deshidraten. Me dijeron que no vaya porque pueden tomarme de rehén para negociar a otros rehenes en otros puntos de bloqueo en el país, pero ellos insisten en que vaya yo», aseguró.

Juan Martín Delgado, presidente de la UJC, dijo que acudieron a pedido de la parte cívica de San Ignacio de Velasco para apoyar y desbloquear porque en Santa Rosa de la Roca no dejaban pasar oxígeno ni ambulancias. «Fuimos de manera pacífica a pedir que levanten los bloqueos. Ellos están armados. Hasta agredieron al sacerdote porque siempre ha estado tratando de llamar a la reflexión para que no hayan enfrentamientos y ellos dijeron que era de los nuestros, le rompieron la camioneta, le rompieron la camisa», relató.

Según Delgado, son tres los rehenes, uno es el vicepresidente de la UJC en San Ignacio y otros dos de Montero, que han sido rociados con gasolina y amenazados con ser quemados. 

«Estamos esperando que la Policía venga a negociar, acá solo hay seis policías, cuando deberían ser 130. El pueblo se ha levantado, nadie más, los pobladores están enojados con los masistas y amenazaron con que si no entregan a los rehenes les van a quemar el mercado», explicó.

EL DEBER confirmó con Juan Carlos Arancibia, médico de turno en el hospital de San Julián, que hay tres heridos de bala llegados de la zona de Santa Rosa de la Roca, uno de ellos en estado crítico por proyectil de grueso calibre en el abdomen, sin orificio de salida. 

​Foto: El sacerdote de Santa Rosa de la Roca, que fue agredido

Fotos: Los elementos usados en el enfrentamiento


Compartir