septiembre 24, 2021

RADIO CIUDAD

DE YACUIBA PARA EL MUNDO

«Pobladores Claman Agua» – Wilman Cardozo: El Gran Chaco Muere de Sed y Necesita Auxilio Urgente

Compartir

El Gran Chaco muere de sed, atraviesa una gran sequía que afecta a la población, cultivos y animales, por lo que necesita el auxilio urgente de las autoridades locales, regionales, departamentales y nacionales.
El pedido fue efectuado por Wilman Cardozo Surriabre, quién dijo que la crítica situación fue verificada durante la última visita efectuada a diferentes comunidades en los municipios de Yacuiba, Caraparí y Villa Montes, que conforman la Región Autónoma del Gran Chaco.
La actividad se desarrolló en el marco del permanente apoyo con alimentos e insumos que Cardozo brinda a la población, especialmente aquella de comunidades alejadas de los centros poblados, que por esta condición, recibe poca atención.
El Coordinador de la Alianza Juntos para el Gran Chaco, detalló que su visita alcanzó a Ibibobo, en la frontera con Paraguay.

LA SEQUÍA SE LLEVA LA VIDA
«Pudimos ver las condiciones extremas en que viven los pobladores del lugar, que piden el apoyo inmediato de las autoridades en todos los niveles para superar esta situación», afirmó Wilman Cardozo.
Agregó que la falta de lluvias provocó carencia de agua tanto para el consumo humano, cultivos y animales.
La gente está desesperada, los cultivos se pierden, mientras que el ganado enflaquece y muere, dijo.

SEQUÍA, COVID Y MALOS CAMINOS
Cardozo dijo: que la situación en el Gran Chaco boliviano es dramática, la sequía se agrega a la pandemia del COVID 19 y los malos caminos vecinales, que comunican a los pueblos.
«La gente del Chaco nos pidió que hagamos llegar su pedido de auxilio a todas las autoridades, el Chaco da tanto al país, ahora necesita appyo urgente», reiteró.
Explicó que el auxilio debe (debería) traducirse en dotación de agua potable para el consumo humano, limpieza de atajados, perforación y/o limpieza de pozos, forraje para el ganado y mantenimiento de caminos.
De acuerdo a datos de la Federación de Trabajadores Campesinos del Gran Chaco, por efecto de la sequía, se perdió hasta un 70 por ciento de los cultivos.
Mientras tanto, los ganaderos notifican a diario, ganado muerto y un número creciente de vacas flacas


Compartir