noviembre 30, 2020

FM CIUDAD

DE YACUIBA PARA EL MUNDO

Carlos Mesa: «Otros candidatos plantearon posiciones tan duras que veo difícil el diálogo»

Compartir

El candidato presidencial de Comunidad Ciudadana habló de los riesgos de no tener mayoría en la Asamblea Legislativa, de la posibilidad de acercamiento con Luis Fernando Camacho, de la importancia de Santa Cruz en la votación y del juicio a Evo Morales y Héctor Arce, entre otros puntos

Por más de una hora, el aspirante a la presidencia del país por Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, abordó diversos temas en el programa Así decidimos, de la Red Unitel.

En un primer momento, sobre el pedido de unidad de Jeanine Áñez y la posibilidad de llegar a acuerdos con otras agrupaciones, Mesa respondió que el interlocutor es el votante, quien también genera la unidad. «No es que no estamos dispuestos al diálogo, pero hay candidatos que se pronunciaron con extrema dureza, cerrando puertas al diálogo». 

Según Mesa, la posición de Comunidad Ciudadana es abierta, pero insistió en que la construcción de esa unidad por la vía del voto y que otros candidatos plantearon posiciones tan duras que ve difícil ese diálogo. Valoró la renuncia de Jeanine para seguir en carrera electoral, «dejó en libertad a su votante, ahora el desafío es para nosotros», dijo.

Sobre los tres puntos que separan a Luis Arce (MAS) y los 13 que lo separan a él de una victoria en primera vuelta, cree que está claro que más del 65% del país no quiere que el MAS vuelva «y nosotros representamos esa decisión. Lo fundamental es que el votante sepa que consideramos que hay que resolver crisis económica, salud y de corrupción. Pensamos en empleo, salud, personas y no en cifras. Lo más importante es la propuesta», argumentó.

A la pregunta de si le interesa conseguir el Gobierno o el poder que le da la mayoría en la Asamblea Legislativa Plurinacional, dijo que apunta a ganar en una primera vuelta. «Somos la mejor candidatura. Si no tenemos posibilidad de construcción de mayoría parlamentaria, lo haremos a través de alianzas, pero de que llegamos a presidencia con mayoría, lo haremos«, aseguró.

Con respecto a un acercamiento con Luis Fernando Camacho, Mesa cree que no hay diálogo imposible, y reconoció que es un candidato importante, «pero su posición es muy dura y sobre todo conmigo. No tengo prejuicio ni problema con tener proximidad, pero la construcción que debe hacerse es a través del votante».

Al anuncio de Evo Morales de que regresaría al país porque el MAS ya se siente ganador, Mesa aseguró que eso no ocurrirá, «solo para rendir cuentas». Mesa dijo que es el único candidato que en vez de pensar si Arce calculaba encuestas ilegales, abría un proceso judicial, acusando a Evo de fraude como autor intelectual, penal y civil. «Eso significa reparación de daños por lo que ha perdido el país».

Si gana la presidencia, Mesa garantizó una investigación para llevar a juicio a Evo Morales y a los dirigentes que ahora se benefician por un sistema judicial controlado por el masismo, igual que por el Ministerio Público. En esta línea, mencionó la remoción de esa cúpula. «Sin poder judicial independiente no puede llevarse adelante eso. El país debe recuperar la idea republicana de independencia de poderes», sostuvo e involucró a Arce en los malos manejos, como del Fondo Indígena.

Para Mesa, la elección judicial por voto popular de 2017 fue nula de pleno derecho, «porque 40% de los votos fueron nulos, 20% blancos, es decir que el 60% dijo que no creía en ese sistema. Está probado que los 2/3 del MAs hicieron una preselección amañada que dio como resultado un sistema judicial militante», cuestionó.

En este punto, Mesa propuso la eliminación automática -por razones constitucionales- de quienes están en ese cargo, una nueva convocatoria, una pre selección de candidatos que se definiría por un grupo de notables y, por último, elecciones judiciales con candidatos pre aprobados, pero con mayor grado de confianza que en la anterior experiencia.

Mesa reconoció además la importancia «extraordinaria» de Santa Cruz en lo demográfico, económico y político, aunque observó que en este último, el departamento cruceño es el más complejo en composición de votos. «Hay división entre tres o cuatro opciones, Santa Cruz es el más variado en su composición étnica, no puede pensarse la campaña sin este departamento», arguyó y dijo que por razones demográficas, su campaña se concentrará en el eje troncal.

Economía

Mesa abordó el tema de la magnitud de los informales en la economía nacional y sobre este punto reconoció que la mejor receta es ir por el lado de la «zanahoria» y no por el «palo».

«Por qué razón te harías formal. Fuera trámites, sistema de impuestos que no extorsione, apostaremos por la universalización de la factura«, dijo.

Habló de inyectar recursos equivalentes al 15% del PIB para marcar una respuesta específica para la gente, «tiene que ver con empleo nuevo, salvación del empleo existente y consolidación del empleo que está en riesgo», detalló, sobre la base de un plan con cuatro pilares: economía sostenible, transformación social, transformación democrática y régimen tributario.

De este porcentaje, dijo que el 65% iría a reponer los 180.000 empleos perdidos durante la pandemia, y sugirió el mantenimiento de carreteras como una gran oportunidad para usar mano de obra, además de cambios en el sistema de pensiones, con mejora de la cobertura.

Para Mesa no hay posibilidad alguna, en función de la estabilidad, de llevar adelante una devaluación monetaria. A los exportadores les ofreció más bien la creación de una unidad de fomento a la exportación, además de la eliminación de restricciones y frenos a la exportación.

A la pregunta de la Función Económica y Social de la propiedad, Mesa dijo que debe definirse cuál es la línea de inversión en sector productivo, cuáles son las expectativas de crecimiento y que debe marcarse una línea de estrategia compartida, con el Estado como regulador, articulador y soporte de plataformas de biotecnología. «El sector privado no es invitado de piedra o de palo, es protagonista, hay que darle facilidades de inversión, espacios de participación», arguyó.

El candidato de CC fue enfático al hablar de «cero nacionalizaciones de acá en adelante, y más bien incentivo a la inversión privada, que debe jugar un rol protagónico». Sin embargo, reconoció que hay un rango de grandes empresas estratégicas, como YPFB, Entel, ENDE y BoA. De las demás, las que funcionan a pérdida, manifestó que «no podemos politizar, seguir con la falta de currículum y el uso arbitrario de recursos del Banco Central de Bolivia».

Sobre los hidrocarburos, dijo que debe establecerse una lógica de exploración en gas y líquidos. «Las empresas estratégicas no se van a privatizar, a las otras hay que hacerles una auditoría jurídica, técnica y económica«, anunció.

Sobre los bonos, dijo que respetará los permanentes, sin embargo reconoció que no son suficientes, a diferencia del empleo, que ve como solución real.

Salud y educación

Sobre la Ley Avelino Siñani, Mesa dijo que su gran defecto es que no se sabe si es una ley de educación o de adoctrinamiento político. Si tuviera la oportunidad de la presidencia, dijo que le haría modificaciones estructurales.

«Pero más importante es primero hacer calificación internacional de la educación primaria y secundaria a nivel internacional. Cosa a la que Evo se negó. En Lenguaje, Ciencias y Matemáticas; con esa calificación veremos los cambios a realizarse, tenemos que estandarizar educación rural y urbana, ver qué hacemos con la educación presencial, a distancia, etc.».

En el ámbito de la salud, reconoció la necesidad de mayor número de médicos, equipamiento, tratamiento adecuado, «porque la pandemia no se va mientras no haya vacuna, laboratorio y pruebas adecuadas». Habló de un cambio en el modelo de salud.

El Deber


Compartir