octubre 25, 2020

FM CIUDAD

DE YACUIBA PARA EL MUNDO

Vientos huracanados, lluvia y granizo nunca vistos ponen en zozobra a Trinidad

Compartir

La gente gritaba por las calles y se refugiaba donde podía. Se oscureció la ciudad. Después vino la lluvia y hasta granizó.

Un temporal nunca antes sentido en Trinidad (Beni), cayó este sábado sobre la capital, afectando a las casas de cientos de personas. La Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la alcaldía municipal de Trinidad todavía hace un recuento de daños.

La tarde de este sábado, había empezado soleado y con algunas nubes. No se preveían lluvias. Incluso, se organizaron algunos encuentros de promociones y festejos de cumpleaños, cual si fuese un día normal.

Pero poco a poco, llegó un fuerte viento. Según los datos preliminares de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA), la intensidad de los vientos fue de más de 170 kilómetros por hora. Alzó tierra, calaminas, tinglados, tumbó árboles, soltó cables eléctricos y hasta volcó avionetas que se encontraban estacionadas en la plataforma del aeropuerto Jorge Henrich Araúz.

La gente gritaba por las calles y se refugiaba donde podía. Se oscureció la ciudad. Después vino la lluvia y hasta granizó. “Solo en el lapso de media hora fue lo más grave. Nunca habíamos vivido este temporal”, comentó el director de Comunicación de la alcaldía, Alejandro Yuja.

En las primeras horas, la alcaldía reportó más de 60 cortes de cables, más de 30 casos de gente herida por la caída de muros, techos, golpes con objetos, entre otros. Además, más de 70 árboles cayeron en parte de la ciudad.

Desde los barrios empezaron a pedir ayuda, cuando se restituyeron las comunicaciones. Desde el barrio San Ramoncito, se alertaba de varias familias afectadas. Las familias se guarecen debajo de las mesas por la lluvia, tras que se quedaron sin techo.

La URI se vio obligada a llamar al personal en descanso, bomberos voluntarios, bomberos de la policía, para coordinar las acciones inmediatas en grupos con el objetivo de socorrer heridos y despejar las vías de la ciudad, en primera instancia. El Plan de Emergencia será de 24 horas continuas.

El Deber


Compartir