febrero 24, 2021

RADIO CIUDAD

DE YACUIBA PARA EL MUNDO

Al menos tres personas se intoxicaron con dióxido de cloro y afectaron sus pulmones

Compartir

Una tomografía evidenció que los pulmones de una persona no fueron afectados por la Covid-19 sino por el compuesto químico.

Al menos tres personas se intoxicaron por uso del dióxido de cloro y afectaron sus pulmones, que según autoridades del Hospital del Norte de El Alto, se automedicaron en su desesperación al conocer que supuestamente tenían el coronavirus.

“Nos hemos visto contrariados por recibir dos a tres casos de intoxicación; los pacientes referían que consumieron dióxido de cloro”, informó a la red Unitel el presidente del Comité Científico del Hospital del Norte, Antonio Viruez.

Explicó que uno de los pacientes se tomó una tomografía y en ella se puede observar que sus pulmones no fueron afectados por la Covid-19 sino por la ingesta de dióxido de cloro, además de azitromicina e ivermectina.

“En la desesperación, en la búsqueda de solución, (el paciente) ya sintió algún tipo de molestia como resfrío, el 80% de los pacientes (con coronavirus) son asintomáticos o (se parece a) una gripe, se automedicó, no solo con dióxido de cloro sino también con azitromicina, ivermectina; el problema es que llegó con una tomografía que se le tomó, que no es característica de Covid-19 sino es característica de neumonitis por dióxido de cloro; en términos generales, el dióxido de cloro, como dijimos y como dice la comunidad científica internacional, es un desinfectante”, dijo Viruez.

El galeno comparó el dióxido de cloro con la ingesta de la gasolina que no afecta el estómago sino al evaporarse afecta los pulmones. “La gasolina, si uno ingiere no lastima el estómago, se evapora, es volátil y lo mismo puede ocurrir con el dióxido de cloro y uno van inhalando, lo que se va evaporando, como es químico, pues lastima los pulmones y produce neumonitis y sobreinfecta incluso con proceso bacteriano y produce una neumonía grave”, añadió.

En otra declaración, Viruez dijo que incluso un personal de salud (no profesional) se automedicó y se intoxicó. “Hay un personal de salud, se ha automedicado con la desesperación, sabemos que hay alta demanda, no hay la capacidad del sistema de salud para responder, como todos quisiéramos, ni a nivel mundial, sin embargo ese es el riesgo que se corre (con la automedicación)”, aseveró.

Pagina Siete


Compartir