marzo 7, 2021

RADIO CIUDAD

DE YACUIBA PARA EL MUNDO

Tarija, morir por Covid-19 y no poder “descansar en paz”

Compartir

Las muertes por Covid-19 en Tarija se incrementaron en julio, pues, en 24 días subieron de 15 a 75, una cuadruplicación de óbitos a causa de esa enfermedad pandémica. Pero a la vez, encontrar un lugar dónde dar cristiana sepultura de los cuerpos, se tornó un problema.

Cercado aglutina la mayor cantidad de óbitos, 53 en total, equivalente al 70 por ciento del departamento. Este municipio arrastra el problema de un cementerio colapsado desde hace años, donde se tiene que retirar restos óseos para dar lugar a nuevos entierros, pero ninguno que sea a causa del Covid-19. Para esos casos está el crematorio, que tiene una capacidad para tres cuerpos diarios. Pero las muertes por esa enfermedad, en algunos días, fue superior a ese número. 

El Gobierno Municipal aún no oficializó el nuevo terreno que dice se busca desde un inicio de la emergencia, marzo. La alternativa que les queda a los familiares de las víctimas fatales del virus es, si tienen recursos, llevarlos al Cementerio Jardín, un camposanto privado. De lo contrario, les toca peregrinar para que los reciban en alguna comunidad, donde también los vecinos se oponen.

Un ejemplo de ello sucedió el 25 de julio, cuando comunarios de Coimata, en la provincia Méndez, se opusieron a que un fallecido por Covid-19 sea enterrado en un terreno que se había destinado para ese fin. Al extremo del departamento, a más de 200 kilómetros, en Bermejo, también en pasadas semanas, los habitantes de la comunidad El Toro se organizaron en guardia para no dejar entrar muertos diagnosticados con esa enfermedad. Ante la negativa, los cuerpos tuvieron que permanecer en la morgue. Al final, y tras varias gestiones de la Alcaldía, el sepelio se hizo en la comunidad Porcelana.

Datos que no cuadran

Al margen de los fallecidos reportados en las estadísticas del Ministerio de Salud, el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) informó que entre el 1 de abril y el 19 de julio se hizo el levantamiento de 73 cadáveres de domicilios y vía pública (extrahospitalarios) en Tarija, los cuales eran sospechosos y confirmados de ser portadores del Covid-19. Para esa última fecha, el Sedes reportaba un acumulado de 63 fallecidos, entre intra y extrahospitalarios. Son datos institucionales que no encajan entre sí y llevan a pensar a la población en un subregistro.

“De todo el tiempo que llevo como administrador del Cementerio General, nunca había visto tanta demanda de entierros”  Ariel Zamora

En conferencia de prensa, la jefa de la Unidad de Epidemiología del Sedes, Claudia Montenegro, explicó que hasta el 23 de julio el 70 por ciento de las muertes se registraron dentro de hospitales o centros de salud, lo que en términos numéricos supone 52 decesos, porque hasta esa fecha eran 74 los fallecidos.

La médico explicó que cuando muere una persona en un domicilio o vía pública, son los epidemiólogos los que evalúan si se les toma la muestra para una prueba Covid-19, principalmente dependerá si el individuo falleció con sintomatología clínica de esa enfermedad.      

El administrador del Cementerio General de Tarija, Ariel Zamora, en una entrevista con Plus Tv mencionó que hay días en que deben enterrar hasta siete cuerpos por fallecimientos rotulados como naturales, pero al mismo tiempo, otros siete esperan ser cremados por el Covid-19.

El funcionario dice que el trabajo para los panteoneros aumentó, quienes deben iniciar su labor desde la madrugada de cada jornada. 

“Desde el tiempo que estoy a cargo del cementerio general, nunca vi tanta demanda de entierros. Este camposanto está colapsado desde hace tiempo ya, no es reciente. Por eso pedimos a las autoridades que se pongan en la tarea de buscar otras alternativas para que los difuntos tengan una sepultura digna”.

La letalidad en Tarija se situaba en 2,8 por ciento

Según el reporte epidemiológico del Servicio Departamental de Salud (Sedes), la tasa de letalidad a causa del coronavirus, cantidad muertos sobre el número de infectados, en Tarija se situaba en 2,8 por ciento, por debajo de la nacional, que es de 3,7 por ciento.

Por municipios, en El Puente es de 5,9; en Villa Montes 3,5, en Cercado 3,2; en Bermejo 3 y en las demás jurisdicciones están por debajo del promedio departamental. 

elPaís.bo


Compartir