marzo 9, 2021

RADIO CIUDAD

DE YACUIBA PARA EL MUNDO

Yacuiba a través del tiempo: “En 1893 se ponía la primera piedra de la hoy llamada Parroquia San Pedro”

Compartir

En 1893 el P. Paoli ponía la primera piedra del nuevo templo, dedicándolo al príncipe de los Apóstoles, usando materiales sólidos, grandes piedras, fuertes y largas vigas plantadas verticalmente y trabadas unas con otras de modo que sirvieran de sostén a las paredes de adobes (los adobes son gruesos ladrillos hechos de cualquier tierra mezclada con agua y paja secadas al sol.

Generalmente son de 60 cm. de largo, 33 de ancho y 12 de espesor. Se coloca uno sobre el otro unidos por una capa de barro sin paja.) y pudieran resistir a las frecuentes sacudidas sísmicas; la fachada estaba hecha de ladrillo cocido; obra iniciada en 1895 y concluida para finales del año de 1896. Este templo tiene un largo de 35 metros y 8 de ancho. La casa parroquial tiene 30 metros, con las respectivas comodidades que competen a su calidad de templo de una capital de provincia.

La construcción estuvo lista para ser habilitada al concluir el año de 1896.
La suma que el P. Paoli gastó para construir desde sus fundamentos la iglesia y casa parroquial, ascendió a 12.000 bolivianos, equivalentes a 24000 liras italianas (de aquel tiempo). Los 12000 bolivianos, han sido en su integridad aporte de la misma parroquia, limosna de piadosos benefactores bolivianos y argentinos y del mismo Gobierno y otras erogaciones voluntarias de devotos particulares. Además de realizar cuatro bazares, efecto de la dinamicidad, iniciativa y celo por la casa del Señor, cuya recaudación sería utilizada para culminar la obra comenzada, contribuyendo el mismo P. Paoli con su trabajo personal y también utilizando los recursos que producía esa parroquia.

La iglesia después del terremoto de 1899 fue reconstruida. Según relatos de los pobladores de aquel entonces al derrumbarse el templo el día del terremoto todas las imágenes de los santos que existían en su interior se destruyeron excepto una de ellas la de San Pedro Santo al que estaba consagrada la Iglesia. En la década del 80 la iglesia reconstruida después del terremoto y ampliada en la década del 30 al 40 fue nuevamente refaccionada, la obra de su refacción y ampliación fue encomendada al Arq. Domenech.

El autor José Luis Claros López, es Director de la Fundación Nemboati, Comunicador Social y Escritor.


Compartir