junio 24, 2021

RADIO CIUDAD

DE YACUIBA PARA EL MUNDO

Orgullo River

Compartir

Con 15 bajas por Covid, el equipo se plantó en la cancha de Boca, se bancó haber sido robado de entrada con un gol escandaloso y poco a poco fue revirtiendo hasta empatar y llenarles la cola de preguntas hasta en los penales.

Lo que hizo River tiene un mérito enorme. Se plantó en la cancha que enarbolan como un símbolo de poder y temor con total naturalidad. Un equipo de camisetas blancas con banda roja que no tenía ni un entrenamiento encima, con bajas y más bajas sucediéndose en las 24 horas previas al partido, con el estrés que eso significa por las implicancias graves de esta enfermedad y sin posibilidad de planificación futbolística, con un arquero llamado Leonardo Díaz que todavía no había debutado en Reserva y con un banco lleno de pibes que 48 horas antes habían jugado un cruce decisivo en Reserva.

Por si todo eso fuera poco, a los 10 minutos apareció la mano de Facundo Tello, árbitro que no para de equivocarse en contra de River cuando nos enfrentamos a Boca y que dirige a Boca bastante seguido vaya uno a saber por qué. Amén del línea, cambiado sin explicaciones 48 horas antes del partido. Entre los dos, será opinable quién más responsable, permitieron una falta flagrante de Tevez contra Maidana, decisiva para el gol tempranero tan necesario para el ánimo alicaído en los clásicos del conjunto local. Una falta grande, indiscutible, un elefante en un bazar, una vaca en un baño. Ese tipo de falta. Y uno, que peina canas hace rato y que ha visto desfilar al coro de llorones bramar a los cuatro vientos por un corner y mentir, mentir y mentir sobre arbitrajes que favorecen a River cuando lo perjudican alevosamente una y otra vez, uno dice basta. Hasta acá llegamos.

Tello no puede dirigir nunca más a River. El línea Julio Fernández, tampoco. Y así seguirán en la lista los próximos que nos caguen, como cuando Loustau se empecinó en que no fuéramos campeones en Tucumán. Si hubiera sido al revés, por ejemplo si Fontana le hacía foul a Izquierdoz y terminaba en gol, el coro de llorones salía en cadena nacional a toda hora y en todas las pantallas, como han hecho todos estos años en el que han logrado comerle la cabeza a la gente e instalar la mentira de que a River lo favorecen los árbitros.

Ese gol además, era lo que necesitaba Boca para jugar el partido tranquilo, porque ante tantas bajas en River, la obligación era de ellos y si pasaban los minutos y no lograban abrir el marcador, la cosa se iba a poner divertida. Claramente tuvo incidencia en el partido, que de todos modos no pudieron ganar.

En fin, ya está. Ojalá los muchachos que esta vez no pudieron estar se recuperen pronto y sus familias estén bien. Estamos atravesando una enfermedad que es más importante que un partido de fútbol y el juego va a continuar.

La próxima que se viene es el lobby para que River no pueda inscribir un arquero en Conmebol y llegarán al límite de reclamar cualquier cosa, como cuando prácticamente Gallardo se transformó en criminal por bajar al vestuario en un entretiempo estando suspendido. Es todo así. Una persecución que se explica en todos estos años en que les hemos ganado a todos y especialmente a Boca, bien, limpiamente y jamás por penales o por un gol viciado de nulidad por falta flagrante. Esa es la verdad y les duele en el alma, para ser educados.

Ahora River tendrá que concentrarse en tratar de pasar la primera ronda de la Copa, tarea que quedó muy condicionada por este ataque de Covid. Mientras tanto, toca felicitar a todos los jugadores, desde el enorme León Ponzio hasta el chico Leonardo Díaz, que debutó en el arco y puede decir que le tapó tres claras a un multicampeón como Tevez y hasta atajó un penal que le picó Cardona. Muy meritorio lo del chico, que tuvo que hacerse cargo del arco de un día para el otro y lo hizo con una madurez llamativa.

También para todos los chicos que la vienen remando en Reserva en el ST entraron para oxigenar al equipo y lo llenaron de frescura y nuevos bríos, pese a haber jugado un partido decisivo 48 horas antes. Una gran alegría saber que están ahí, que se vienen pronto, que están para cuando el Muñeco los necesite y que la cuna riverplatense sigue viva.

¿Fanático del Millonario? Enterate todas las noticias de River Plate a través de TyC Sports. Seguí nuestra página en Facebook o Google News. También podés registrarte gratis e indicar tus preferencias para recibir notificaciones en tu browser o bajate nuestra APP (disponible en Android & iOS).


Compartir