enero 20, 2022

RADIO CIUDAD

DE YACUIBA PARA EL MUNDO

Viceministro Silva: No es chiste, sin carnet o PCR se arriesgan a 10 años de cárcel

Compartir

A partir del 1 de enero, para dar algún servicio o permitir el ingreso, las entidades públicas y privadas deben pedir el carnet de vacunación o una prueba PCR.

El viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor, Jorge Silva, afirmó este domingo que la obligación de presentar el carnet de vacunación de covid o pruebas PCR para acceder a sitios públicos y privados “no es un chiste” y que los infractores se arriesgan a una pena de cárcel de 10 años.

A partir del 1 de enero, para dar algún servicio o permitir el ingreso, los bancos, supermercados, mercados, entidades públicas y privadas, universidades e iglesias, entre otros espacios donde se concentran personas, deben pedir el carnet de vacunación.

Los que decidan no recibir las dosis deben presentar una prueba PCR negativo con 48 horas de antelación que debe ser cubierta con su propio dinero.

“Si yo no porto, no demuestro estos documentos (carnet de vacuna o PCR negativo) y si me hacen la prueba y tengo Covid, estoy atentando contra la salud de los otros usuarios, por lo tanto, pueden hacerme un proceso”, afirmó Silva en el canal estatal Bolivia Tv.

El viceministro dijo que el Decreto Supremo 4640 “no es chiste, no es una cosa que salió y, bueno, el que quiere la cumple y el que no quiere no la cumple”.

Argumentó que los infractores serán identificados y sometidos a una acción penal que tiene como pena hasta 10 años de prisión, sin embargo, subrayó que la vacunación, como manda la ley, no es obligatoria.

“No es obligatorio, se considera que hay personas que por una receta o una recomendación médica no pueden vacunarse porque son alérgicas o hay gente que por creencias religiosas no quieren vacunarse y hay otros elementos que tienen que ver con este tema, por lo tanto, se respeta esa decisión de algunos ciudadanos”, sostuvo.


Compartir